FACTÓTUM

Artículos de diversa índole, en especial, de corte cultural, que son publicados semanalmente en un diario de la colectividad peruano-japonsa llamado: Perú Shimpo. Los artículos incluyen: arte, ensayos, investigaciones, cuentos, temas de actualidad, etc. Actualmente, publico otros escritos, además de fotografías y pinturas que están relacionados a temas de mi interés -que por cuestiones de espacio-, no los puedo publicar en el periódico.

miércoles, abril 05, 2006

(A LA COLECTIVIDAD PERUANO JAPONESA 1) Conclusiones de la XLIV Asamblea Anual de Representantes ¿Un papel nimio o un proyecto real y palpable?

Como siempre, llega a mi casa el informativo “Kaikán” (Nº10) en donde se informaron los resultados de la XVLV Asamblea de Representantes a la que asistieron 120 personas y se planteó el tema de la ética y los valores como base de las instituciones que fue debatido por todos los participantes quienes llegaron a conclusiones de consenso. Vamos a analizar este “estado de cosas” por partes:

Se dice -y me gustaría si estoy escribiendo incorrectamente que alguien me ayude a clarificar mi visión de las cosas- que “La Asociación Peruano Japonesa (APJ) es el ente “RECTOR” de la colectividad nikkei” ¿Qué significa “RECTOR”? según la Real Academia Española “Que rige o gobierna”, vale decir que sería una organización por encima de todas y que tiene mayor jerarquía y sobretodo el suficiente poder para no sólo orientar, sino “ordenar y/o “imponer” en caso fuera necesario las políticas necesarias cuando algo no anda bien. Si esto no fuera así no sería ente RECTOR, en ese caso se llamaría ente ORIENTADOR, ente CONSEJERO, etc.

Deseo aclarar 2 conceptos que se suelen considerar sinónimos pero que filosóficamente no lo son: la Ética y la Moral: la ética es la filosofía de la moral, se encuentra en un nivel más elevado, superior, su cuestionamiento radica en saber por qué determinados comportamientos son correctos o incorrectos, de tal manera que establece principios universales, generales o teorías que trascienden culturas, el tiempo y el espacio. La moral viene a ser en conjunto, las normas de comportamiento que se consideran correctos o incorrectos en una determinada cultura y tiempo, por ejemplo, hace 50 años hubiera sido considerado inmoral que una mujer luciera un bikini o tanga.

Otro concepto importante es el de Valor: La psicología en sus más de 100 años como ciencia ha estudiado este concepto, “Los valores son un tipo de creencias centrales que motivan y rigen toda nuestra conducta, y guían nuestras decisiones según cómo se encuentren jerárquicamente ordenados; son duraderos en el tiempo, pero a la vez son flexibles al cambio cuando éste es necesario. Asimismo, son los que dan sentido a nuestras vidas y están orientadas a alcanzar nuestros objetivos o metas. Del mismo modo como operan en un individuo, lo hacen dentro de los distintos grupos sociales y culturas, otorgándoles la posibilidad de vivir en armonía y de desarrollarse como grupo humano o como una nación”.

Aclarados estos tres conceptos me abocaré a las conclusiones elaboradas por estas 120 ilustres personas. Básicamente los 6 grupos de trabajo identifican un problema común: “una crisis de valores” y una solución común también: “trabajar para que esto no continúe”.

Este respetable trabajo realizado y sistematizado en noviembre del año pasado quedará solo en los archivos del APJ si es que no se toman cartas en el asunto. En primer lugar tenemos que saber que los valores se aprenden en primer lugar en casa (algo difícil con el fenómeno “dekasegi” en donde muchas veces padre y madre no se encuentran), en segundo lugar, en la escuela, y tercero, en el entorno social que rodea al educando o niño.En este trabajo se han propuesto ideas muy interesantes como “la creación de una mega empresa nikkei de accionariado participativo para promover y difundir los valores”; “implementar sistemas de control de ética en las instituciones colegios (...)”; “lograr más convocatoria de los jóvenes”, etc.

Todo muy elocuente, suena muy bien, pero ¿QUIÉN SE VA A ENCARGAR DE TODO ESTO?. Cada año se tratan temas similares, los valores, las costumbres, etc. Se plantean “lluvias de ideas” para lograr cambios pero, NO SE LOGRA NADA ¿Qué vemos? Problemas judiciales, “dimes y diretes”, el “raje por lo bajo”, “el hablar -calladitos- en los pasillos”, etc. LOS VALORES NO SE CAMBIAN O ENSEÑAN POR EL SIMPLE HECHO DE LEERLOS EN UN BOLETÍN, SE DEBEN DISEÑAR PROGRAMAS A MEDIANO Y LARGO PLAZO. ¡APJ!

Considero modestamente que el APJ es el ente que debe hacer y generar el cambio ¿Cómo?, empezando por elaborar un plan con los colegios de la colectividad peruano-japonesa (no con sus directivos, con la parte pedagógica y psicológica) en donde se establezcan políticas comunes y valores que deban ser enseñados (esos valores nikkei que tanto se mencionan en estas conclusiones de la Asamblea). Si el APJ no tiene la fuerza organizativa para lograr este proyecto ¿Quién lo va a hacer?. ¿Cada Ken o cada institución? ¿Sin una guía central?. Estamos a tiempo Señores Directivos de lograr el Cambio. Como Psicólogo y especialista en Políticas comprometo mi modesta ayuda Ad Honorem si ustedes así la solicitan.
NO HAY EXCUSA, EL PROBLEMA ES REAL PERO TIENE SOLUCIÓN. SEÑORES DIRECTIVOS: EN SUS MANOS ESTA EL FUTUTO DE NUESTRA COLECTIVIDAD. “¡VOLUNTAD POLÍTICA!.” SI NO SE HACEN LAS REFORMAS ¿QUIÉN LAS HARÁ?, ¿QUÉ PASARA EN 30 AÑOS?

0 Comments:

Publicar un comentario

Links to this post:

Crear un vínculo

<< Home