FACTÓTUM

Artículos de diversa índole, en especial, de corte cultural, que son publicados semanalmente en un diario de la colectividad peruano-japonsa llamado: Perú Shimpo. Los artículos incluyen: arte, ensayos, investigaciones, cuentos, temas de actualidad, etc. Actualmente, publico otros escritos, además de fotografías y pinturas que están relacionados a temas de mi interés -que por cuestiones de espacio-, no los puedo publicar en el periódico.

miércoles, enero 25, 2006

(MIS ABUELOS JAPONESES) Mieko y Ryogi Kishimoto: Mi agradecimiento por todo su sacrificio


Centenario de la Inmigración Okinawense al Perú”

MIEKO KISHIMOTO: MI ABUELA, EDAD 90 AÑOS, NACIONALIDAD: JAPONESA, PROCEDENCIA: CIUDAD DE NAGO-SHI, ISLA DE OKINAWA, JAPON.

RYOGI KISHIMOTO: MI ABUELO (FALLECIÓ EN 1980), NACIONALIDAD: JAPONESA,PROCENDENCIA: CIUDAD DE NAGO-SHI, ISLA DE OKINAWA, JAPÓN.


Nota: "Ojichan" u "Oji" significa abuelo; "Obachan"; "Oba" significan abuela; "Tanomoshi" es lo que se denomina "junta de dinero entre un grupo de amigos"; "Issei" significa primera generación de inmigrantes (los primeros japoneses llegados a tierras extranjeras)

El domingo es la fecha central del Centenario de la Inmigración "Okinawense" al Perú, por tal motivo voy a permitirme el atrevimiento de escribir algunas reflexiones sobre mi “Obachan” y mi “Ojichan” (al que no tuve la oportunidad de conocer, pero el sí a mí) puesto que nací un 9 de septiembre de 1979; él falleció el 8 de enero de 1980 (cuatro meses después).

De mi “oji”, Ryogi Kishimoto, puedo decir por lo que mi padre y tías me decían, que fue una persona muy trabajadora, recta, ordenada y perseverante que surgió como todos los “uchinanchu”, casi de la nada, -con la ropa con la que llegaron-. Que poco a poco, luego de ser casi “peones”; “tanomoshi” tras “tanomoshi” empezaron minúsculos negocios como tiendas de abarrotes o peluquerías, luego algunos más emprendedores que otros, se aventuraron en el mundo de la industria o el comercio -casi sin conocimiento especializado-, con el deseo de mandar dinero a sus familias -en mi caso- en Nago-Shi, otros se dedicaron al campo, a la siembra en Huaral y zonas cercanas. No podría hablar de su personalidad ya que no lo conocí, pero puedo ver lo que nos legó -a toda su familia- con su trabajo: la casa en la que vivo, la educación universitaria de mi padre, y valores tan fuertes y arraigados como lo son el trabajo, la honestidad, la cooperación, etc. Finalmente puedo decir y es la primera vez que lo hago público, un nombre en japonés que no uso: “Yoshiya” (perseverante), yo fui el último nieto que tuvo la suerte de continuar la tradición familiar (que el “Oji” colocaba los nombres en nihongo).

Mi “oba” como le decimos lo nietos de cariño y la “oba-oba” como le dicen sus bisnietos, cumplió 90 años hace apenas algunos días y a pesar de los normales achaques de la edad, asiste a “Jinnai Center” cada jueves y sigue poseyendo el temple y las ganas de luchar que fueron características para sacar a su familia adelante durante toda su vida. Hace algunos años sufrió un accidente grave (una ruptura de cadera) y posteriormente complicaciones infecciosas, los médicos y muchos dudaron de su recuperación. Pero luego, por sus propios medios, siempre orgullosa, y sin pedir ayuda, regresó a "Jinnai" tiempo después. Casi totalmente recuperada.

Con mi “oba” he crecido desde los 9 años hasta ahora; continúa teniendo su vocación de servicio, su deseo de cocinar para la familia, de no permanecer quieta o de no disfrutar viendo la televisión, la “oba” siempre recuerda épocas en las que tenía más responsabilidades y desea cumplirlas. Mi “obachan” es una luchadora, es compasiva, -según ella- no le gustan los perros, pero alimenta (con “omochi” y “soba”) a mi perro con una ternura que deshelaría al más frío de los soldados, de la misma manera, en la foto pueden apreciar con qué ternura observa al uno de sus bisnietos y cómo le brillan los ojos de alegría al tenerlo cerca.

A veces, no podemos comunicarnos porque “la oba” habla en dialecto, es decir “uchinaguchi” es frustrante, regresiona o confunde los nombres de sus nietos y bisnietos, pero su corazón sigue fuerte e intacto, lleno de bondad y amor. ¿Cómo lo sé? Basta mirarla, viendo las flores del Sakura que ella misma plantó hace 20 años o cuando tararea “Asadoya Yunta” al escuchar el disco. Mieko Kishimoto, mi “oba”, goza con la música, se le nota en su expresión cuando ve vídeos de “kachashi” o de grupos modernos como “The Boom”, (Shima Uta) o “Begin” (Shimanchu nu Takara). El sanshin y su sonido, los taikos, la danza okinawense tienen el poder de conmover su alma, así también como la sonrisa de sus bisnietos o nietos.

Cuando algún amigo o amiga nikkei viene a casa, aunque no recuerde su nombre, siempre cordialmente dice: “Como está... Tanto tiempo que no viene, venga más...” conservando la cordialidad y el buen estado de ánimo siempre característico en ella y de los Uchinanchus. Bondad, lealtad, solidaridad, en general, valores UCHINANCHU son los que nos transmitieron los “Isseis” y es por su empuje por sacarnos adelante que les debemos tanto, “LES DEBEMOS TODO”.

9 Comments:

  • At 8:03 p. m., Blogger verolindapechocha said…

    Me encantó el homenaje que les haces a tu oba y a tu oji desde tu blog. Que bueno que sepas apreciar el cariño que te rodea y honrar tus raíces. Sé que eso es muy importante para ti.

     
  • At 9:29 p. m., Anonymous zezé said…

    vaya!!! este post es "kakkoi"... jejeje... bueno me gusto harto como hablas con cariño de tus abuelos... es lo mejor que un nieto puede hacer =) . Espero ver algun dia homenaje de tus abuelos maternos... jejeje... sayonara mi amigo.

     
  • At 10:54 a. m., Blogger Julio Suárez Anturi said…

    Nunca es suficiente el reconocimiento que hagamos a los isseis, los poderosos pioneros.

     
  • At 11:13 a. m., Blogger ANDRES KISHIMOTO KANNA said…

    GRACIAS EN NOMBRE DE LA FAMILIA KISHIMOTO POR SUS COMENTARIOS.

     
  • At 9:42 a. m., Anonymous Anónimo said…

    Hola soy Leonel y ayer estuve en la fiesta del centenario que fue simplemente espectacular. Bailaron, cantaron, recordaron, se encontraron... esta prefectura al igual que toda la cultura japonesa son de lo mejor.

    Saludos a todos los Uchinanchus del Perú

     
  • At 6:43 p. m., Anonymous Sayuri Goya said…

    La simpática semblanza acerca de tu oba me ha recordado cómo era mi propia oba, Ushi Goya, natural de Nishihara Cho, Okinawa.

    Hace ya nueve años que mi oba nos dejó, y aunque ella ya era mayor -tenía 92 años-, su muerte fue y sigue siendo algo difícil de aceptar porque siempre la vi tan dinámica, fuerte e independiente, como si fuera invencible y eterna.
    Recuerdo que se molestaba conmigo si la acompañaba a tomar su microbus; a sus 92 años ella quería ir sola al paradero y eso que se iba a la terrible avenida Abancay!!! Mi oba era sumamente terca, así que no había quien la convenciera. Y para colmo, no se bajaba en el paradero de su casa, sino unas diez o quince cuadras antes para "pasear" un poco.

    Cada vez que me he puesto a pensar en todo lo que mi oba y todos los issei tuvieron que pasar para forjarse un futuro mejor, se incrementa mi admiración y profundo respeto por su inquebrantable coraje y valentía. Lamentablemente, no le pude decir esto a mi oba, pero valga este comentario como un pequeño homenaje.

     
  • At 12:06 a. m., Blogger Rain said…

    Andrés, cuánto amor y gratitud.
    Identidad tuya fuertemente enraizada...


    Cálidos salutes.

     
  • At 11:21 p. m., Anonymous Diego Alonso said…

    Andrés, admirado leo las últimas palabras de tu artículo y me emociono. Sin duda todo comentario sobra si no se refiere a tu nobleza y sensibilidad: tu orgullo uchinanchu.
    Hace años comparto la vida con mi familia "del otro lado" o del "ojo lejano" gracias a mi pequeño hijo. Ahora Nico duerme en mi habitación y es como si todos los fantasmas de sus antepasados lo protegieran.
    Me faltan palabras; quizás tú ya las dijiste. Me sobran palabras; tendré que descubrirlas de otra manera.
    Feliz centenario Itsukushima Maru
    y gracias por todo.

    Saludos y ceremonias.

     
  • At 11:26 a. m., Blogger kuromatsu said…

    Saludos buen articulo sobre los japonenes en el Peru, la verdad que a mi me gustaria conocer a los mas antiguos y conversar asus costumbres que trajeron aqui
    Y o hago bonsai y si por alli conoces algun nikkei que siga la tradicion desde sus abuelos seria grandioso poder ver un reportaje
    saludos dedse Arequipa

     

Publicar un comentario

Links to this post:

Crear un vínculo

<< Home