FACTÓTUM

Artículos de diversa índole, en especial, de corte cultural, que son publicados semanalmente en un diario de la colectividad peruano-japonsa llamado: Perú Shimpo. Los artículos incluyen: arte, ensayos, investigaciones, cuentos, temas de actualidad, etc. Actualmente, publico otros escritos, además de fotografías y pinturas que están relacionados a temas de mi interés -que por cuestiones de espacio-, no los puedo publicar en el periódico.

domingo, julio 17, 2005

Respondiendo a sus dudas: La homofobia

A lo largo de la pasada semana, he recibido muchísimos correos electrónicos con dudas, opiniones y anécdotas sobre la homosexualidad. De estas comunicaciones, las más de ellas han sido demostrando tolerancia y una minoría expresó cierto temor, recelo y muchas interrogantes sobre el tema. Por ello decidí explicar algunos puntos particulares que fueron centro de los mayores cuestionamientos. Se define “homofobia” al miedo y rechazo de la homosexualidad, y el temor al contacto social con los homosexuales, que lleva a evitarlos, a discriminarlos en la vida social y, en casos extremos, a agredirlos. El rango de conductas que abarca la homofobia es muy variado: puede ir desde una relativa sensación de desagrado hacia los gays y las lesbianas, hasta el desasosiego marcado y odio hacia ellos” (León, Kishimoto y Flores 2001, p. 46).

Las características que se encuentran presentes en las personas homofóbicas son básicamente según Kantor (1998):

1. Suelen vivir en su propia esfera de convicciones: En ésta los mitos se imponen a la realidad (por ejemplo la creencia en virtud de la cual, todos los homosexuales son peluqueros o maquilladores o que a todos los homosexuales les gustaría ser del sexo opuesto).

2. Suelen ser narcisistas: Debido a su creencia omnisapiente, consideran tener los mejores argumentos, aún sabiendo que los expertos en la materia opinen de modo contrario (por ejemplo, la creencia que la homosexualidad es una enfermedad y que es contagiosa).

3. Suelen ser poco originales: Estas personas generalmente carecen de una formación académica que los lleve a fundamentar las ideas que poseen en materia de sexualidad y homosexualidad, por esta razón, hurtan las ideas de otras personas, sin importar que sean erróneas.

4. Suelen ser proclives a razonar de manera implícita: Esto implica que sus razonamientos se fundamentan sobre la base de informaciones indirectas como resultado de creencias, rumores, periódicos, estereotipos, etc. Pocas de estas personas han tenido la oportunidad de conocer a un homosexual.

5. Suelen ser simplistas y estereotipados en sus actitudes hacia los gays y las lesbianas: Estas personas generalizan sus juicios sobre los homosexuales sin importar que si no se considera su orientación sexual, estas personas poseen trabajos, intereses, profesiones, pertenecen a círculos sociales, etc.

6. Suelen ser histriónicos y proclives al exceso: Transforman el problema homosexual en un problema de grandes proporciones, evidentemente, sin relación con la realidad.

7. No sólo son homofóbicos sino también tienen otros prejuicios negativos como xenofobia, sexismo, etc. Estas personas no toleran ni están abiertas al cambio, pretenden que su conservadurismo perdure indefinidamente.

8. Muchos homofóbicos son básicamente sexofóbicos, en otras palabras, que poseen sentimientos negativos hacia cualquier manifestación sexual ya sea homosexual o heterosexual.

Las actitudes homofóbicas se pueden expresar en diferentes ámbitos que se relacionan entre sí. Para Blumenfeld (1992), la homofobia se puede observar en 4 niveles:

1. La homofobia personal: Consiste en un sistema de creencias individual, en virtud del cual, las personas se compadecen de los grupos minoritarios debido a que consideran que éstos no pueden controlar sus deseos o en el extremo opuesto, los odian, ya que asumen que están psicológicamente trastornados, genéticamente defectuosos, que no se adaptan a la sociedad, etc.

2. La homofobia interpersonal: Es aquella que en donde el prejuicio se convierte en discriminación. Se expresa en insultos, apodos, etc.

3. La homofobia institucional: Es aquella en la que intervienen los organismos gubernamentales, las empresas, el sistema educativo, las instituciones religiosas, etc. que discriminan de manera sistemática a las personas por su orientación sexual.

4. La homofobia cultural: La constituyen los códigos de conducta o normas sociales que “se dan por sentadas” y dan legitimidad a la discriminación y opresión a la que los homosexuales están sometidos y se pueden observar en los intentos por excluirlos de los medios de comunicación o de la historia. Esta manifestación de la homofobia se puede expresar de distintas maneras, las mismas que a manera de pirámide se encuentran una encima de la otra: (1) la conspiración del silencio (comprende todos los actos que impiden la reunión de los homosexuales, ya sea clubes, discotecas, etc.); (2) negación de la cultura (implica la prohibición de éstos de participar en actividades como la docencia, así como no incluir discusiones abiertas directas y científicas sobre la homosexualidad en los centros de educación); (3) negación de la fuerza popular (razonamiento implícito en virtud del cual, todos son heterosexuales hasta que demuestren que no lo son); (4) miedo a la visibilidad excesiva (desaprobación social del homosexual cuando es presentado como tal); (5) creación de espacios públicos definidos (formación de los llamados ghettos); (6) negación del autoetiquetamiento (uso de términos peyorativos) y finalmente, (7) simbolismo negativo (estereotipos negativos).

REFERENCIAS: Blumenfeld, W. (1992). “Homophobia: how we all pay the price”. Boston: Beacon Press./ Kantor, M. (1998). “Homophobia”. Westport: Greenwood Press./ León, R., Kishimoto, A. Flores, E. (2001). “Entre el Estigma y la Igualdad. Actitudes homofóbicas en universitarios de Lima y Arica”. Lima: Universidad Ricardo Palma.
Pueden visitar VIA LIBRE o el MHOL para mayor información

0 Comments:

Publicar un comentario

Links to this post:

Crear un vínculo

<< Home