FACTÓTUM

Artículos de diversa índole, en especial, de corte cultural, que son publicados semanalmente en un diario de la colectividad peruano-japonsa llamado: Perú Shimpo. Los artículos incluyen: arte, ensayos, investigaciones, cuentos, temas de actualidad, etc. Actualmente, publico otros escritos, además de fotografías y pinturas que están relacionados a temas de mi interés -que por cuestiones de espacio-, no los puedo publicar en el periódico.

domingo, julio 17, 2005

El Visitante: No tengo padre, madre, sexo ni inconsciente... Dr. Freud, ¡No puede ayudarme!

La contundente frase que abre este artículo es pronunciada por ‘el visitante’, un personaje audaz, que oscila muy fácilmente entre lo irreal de un entresueño y una verdad divina, entre un engaño alucinatorio y un milagro celestial, que es capaz de hacer dudar al mismo padre del Psicoanálisis, Sigmund Freud y que cuestione lo que para él es incuestionable: que dios no existe.

"El Visitante" obra de Eric-Emmanuel Schmitt llegó a su fin el pasado martes en el Teatro La Plaza de la Universidad San Ignacio de Loyola, una interesante y apasionante obra de un autor poco conocido en nuestro medio -si mi memoria no me falla-, antes de esta obra, sólo he podido apreciar "Variaciones Enigmáticas" hace algunos años cuando Oswaldo Cattone intentó hacer otro tipo de teatro, es decir, de contenido más profundo en el Teatro Marsano 2.
"Le Visiteur" (1993) o "El Visitante", centra su argumento en una noche de la vida de Sigmund Freud y su hija Anna, en sus últimos días en Viena, Austria en 1938 cuando la persecución a los judíos por los nazis empezaba a ser cosa cotidiana. Freud no era capturado debido a que gozaba de ciertos privilegios por la presión internacional que lo protegía a él y a su familia, ya que era famoso y hombre de ciencia, sin embargo, esa noche, su hija Anna fue apresada por un oficial de la Gestapo.

Para ese entonces, Freud padecía ya, del cáncer de garganta que terminó matándolo un año después (1939), en Londres. Angustiado por su hija, enfermo por el cáncer, esa misma noche, recibe una inusual visita, un personaje que entra y se apodera de su diván, una personalidad sumamente inteligente que fue catalogado como loco, farsante e incluso dio pie a que Freud creyera en un ser supremo, le dio la esperanza en aquellos momentos de angustia por la falta de conocimiento sobre el paradero y el estado de su querida Anna.

Este personaje, que ejercía un notable control sobre sí mismo, que sorprendía a Freud con sus respuestas, su conocimiento del pasado y futuro logró por un instante que el ateo dejara de serlo. El no tener padre ni madre, ni sexo ni inconsciente implicaría que el psicoanálisis deje de tener sentido, sin madre, padre, sexo o inconsciente el psicoanalista no puede hacer nada, y fue justamente lo que nuestro enigmático personaje le dijo.

"El visitante" es una obra sobre el creer o no, sobre fe, sobre cómo creer en un mundo en donde existe violencia, en donde la gente muere sin sentido, en donde existen aún campos de concentración, en donde el abuso y el deseo de matar, dominar, invadir son constantemente vistos en los medios, en donde nos empecinamos en autodestruirnos.

Voy a permitirme colocar lo que el autor, Eric-Emmanuel Schmitt mencionó en el 2000 sobre su obra (y pido disculpas por el atrevimiento de colocarlo en su idioma original) "Qui est le visiteur? Dieu ou un fou? Un songe de Freud? La pièce n'est- elle que la méditation intérieure d'un vieil homme? Chacun le décidera avec sa liberté. Ma réponse n'a pas plus de valeur que celle d'un autre. On la détectera néanmoins dans le texte si l'on est très attentif. La pièce prépare le terrain de la croyance et s'arrête au seuil. Franchir ce seuil relève de la foi, donc de la liberté. Et cela n'est donc pas partageable".

Leonardo Torres Vilar encarnó al visitante, Alfonso Santistevan al Dr. Sigmund Freud, Urpi Gibbons a Anna Freud y Ricardo Velásquez al oficial de la Gestapo, y su brillante dirección estuvo a cargo de Marian Gubbins. La obra "El Visitante" le valió a su autor en 1994 Le Prix lors de la Nuit des Molières.

Sigmund Freud nació el 6 de mayo de 1856 en Freiberg, Moravia y murió el 23 de septiembre de 1939 en Londres, estudió medicina y neurología, sus intereses primarios fueron la técnica de la hipnosis y su uso terapéutico en pacientes con desórdenes mentales. Luego de algún tiempo de trabajo con la hipnosis, desarrolló la "asociación libre" y se dedicó también al análisis de los sueños. Ambos fueron los puntos de partida del psicoanálisis. Freud se interesó especialmente en lo que entonces se llamaba histeria y en la neurosis.

Sólo como ejemplo de su brillante producción literaria, he aquí algunos títulos: "Estudios sobre la histeria" (1895), "La interpretación de los sueños" (1900), "La psicopatología de la vida cotidiana" (1904), "Tres ensayos sobre la vida sexual" (1905), "El chiste y su relación con el inconsciente" (1905), "Totem y tabú" (1912-1913), "Lecciones introductorias al psicoanálisis" (1922), "Más allá del principio del placer" (1922), "Nuevas lecciones de psicoanálisis" (1933), "Inhibición, síntoma y angustia" (1936) y "Moisés y la religión monoteísta" (1937-1939).

Sobre Sigmund Freud y sus teorías habría que decir mucho, que es el creador del psicoanálisis, corriente que sigue vigente y que ha dado lugar a muchas ramas y distintos teóricos de la talla de Alfred Adler, Carl Gustav Jung, Eric Erikson, Karen Horney, Jacques Lacan, entre otros, incluyendo su hija Anna quien aportó mucho en su conocidísimo libro "El yo y los mecanismos de defensa". Sin embargo, por razones de espacio, será en otra oportunidad que toquemos el tema.
En cuanto al autor, Eric-Emmanuel Schmitt nació en Lyon, Francia en marzo de 1960, es filósofo y escritor. Es probablemente el autor vivo más representado en Francia y el extranjero. Sus obras se han representado en más de 30 países incluyendo Perú, Argentina y Uruguay.

Entre las obras teatrales de Schmitt destacan títulos como La nuit de Valognes (1991), Le visiteur (1993), Golden Joe (1995), Variations énigmatiques (1996). Le libertin (1997), Frederick ou le boulevard du crime (1998) o L’hôtel des deus mondes (2000), etc.

Si desea más información sobre Eric-Emmanuel Schmitt, la puede obtener en:

0 Comments:

Publicar un comentario

Links to this post:

Crear un vínculo

<< Home