FACTÓTUM

Artículos de diversa índole, en especial, de corte cultural, que son publicados semanalmente en un diario de la colectividad peruano-japonsa llamado: Perú Shimpo. Los artículos incluyen: arte, ensayos, investigaciones, cuentos, temas de actualidad, etc. Actualmente, publico otros escritos, además de fotografías y pinturas que están relacionados a temas de mi interés -que por cuestiones de espacio-, no los puedo publicar en el periódico.

martes, mayo 17, 2005

El juego patológico: de la inocente diversión a la peligrosa enfermedad

Las enormes luces de neón con sus colores fluorescentes y titilantes -al mejor estilo Las Vegas- iluminan las principales calles de la creciente y desordenada Lima; las lámparas maravillosas, las portentosas imágenes que dan a entender fortuna, bienestar y la solución a todos nuestros problemas; el sonido -rara mezcla de encanto y hechicería- de las monedas cayendo una a una; las lucecitas, botones y palancas (que nos obligan casi visceralmente a presionarlas y tirar de ellas) que parpadean con sus múltiples colores; la inseparable música de juego electrónico que acompaña a los tragamonedas; las barajas siendo repartidas -una a una-, la posibilidad de tener un blackjack, gritar un “bingo” antes que nadie, que su caballo preferido gane la trifecta, o la cuádruple, (recordemos que ya no hay polla) etc. son claros representantes de los llamados juegos de azar.

Las actividades recreativas en general, son importantes a cualquier edad en el curso del desarrollo humano (entre ellas el juego, el deporte, etc.), y extremadamente deseables en condiciones normales. Dentro de este gran abanico de opciones podemos encontrar los denominados juegos de azar (debido a que el jugador no tiene forma de hacer una sistematización de los resultados que obtiene, vale decir, que el ganar en uno de estos juegos se basa en probabilidades estadísticas muy escasas, poco importa la habilidad humana).

La LUDOPATIA (Ludo del lat. ludus, juego; Patía del lat. -pathīa, y este del gr. πάθεια, de la raíz παθ-, sufrir, experimentar), en otras palabras este término -léalo bien y recuérdelo- es LA ADICCION AL JUEGO O JUEGO PATOLOGICO, esta adicción que muchos sólo denominan “vicio” es una enfermedad, y muy grave si es que no se trata a tiempo. Las personas que la padecen pueden llegar a perder sus trabajos, sus bienes, pueden ver deteriorado su círculo social, sus relaciones familiares y en el peor de los caso, destruir sus vidas.

Dejo claro y no temo recalcar que el juego patológico es una enfermedad y no un simple “vicio” o “caprichito de fin de semana” que puede ser controlado con la pura voluntad simplemente, es muy importante tener en cuenta esto, la enfermedad implica que aquella persona que la padece no tiene el control conciente de sus actividades, la mentira y la tendencia a ella están muy presentes, existe una obsesión desbocada por jugar, apostar, ganar (y si se pierde, volver a apostar para así, recuperar lo perdido) el enfermo tiene una marcada tendencia a endeudarse (pedir préstamos a familiares, vender sus bienes, recurrir a prestamistas, etc.), minimizan su problema, NO LO ACEPTAN (como suele pasar con el alcohólico, o el adicto a las drogas), suelen ser personas caprichosas, ansiosas y con deficiencias en su adaptación social.

Algunos datos interesantes sobre esta enfermedad proporcionados por la APA (Asociación de Psiquiatría Americana) en el DSM-IV:

El juego patológico empieza por lo general más pronto en los adolescentes varones y más tarde en las mujeres.

Aunque algunas personas quedan “enganchadas” desde su primera apuesta, para la gran mayoría el curso del problema es más largo. Puede haber una continuidad de años de juego social (es decir, sólo en ocasiones especiales) seguidos de un comienzo brusco que puede ser precipitado por una mayor exposición al juego o por estrés. El patrón o ritmo de juego puede ser regular o por episodios, y el curso de la enfermedad es crónica. En general, hay una progresión, es decir, un aumento en la frecuencia de juego (por ejemplo, de una vez por semana a 3 veces a la semana y a todos los días), de la cantidad apostada (cada vez se apuesta más), de la preocupación por el juego y la obtención de dinero con el cual jugar. La urgencia de apostar o de jugar aumenta generalmente durante los períodos de estrés o depresión.

Es menester tener en cuenta que por lo menos 5 (o más) de estos síntomas indican un posible problema (recordemos que es necesario siempre, la evaluación de un especialista. Aquí se presentan sólo indicadores):

-Preocupación por el juego (p. ejm., preocupación por recordar experiencias pasadas de juego, compensar ventajas entre competidores o planificar la próxima aventura, o pensar formas de conseguir dinero para seguir jugando).
-Necesidad de jugar con cantidades crecientes de dinero para conseguir el grado de excitación deseado.
-Fracaso repetido de los esfuerzos para controlar, interrumpir o detener el juego.
-Inquietud o irritabilidad cuando intenta interrumpir o detener el juego.
-El juego se utiliza como estrategia para escapar de los problemas o para aliviar los sentimientos de desesperanza, culpa, ansiedad, depresión, etc.
-Después de perder dinero en el juego, se vuelve otro día para intentar recuperarlo (tratando de recuperar las propias pérdidas).
-Se engaña a los miembros de la familia, terapeutas u otras personas para ocultar el grado de implicación con el juego.
-Se cometen actos ilegales, como falsificación, fraude, robo, o abuso de confianza, para financiar el juego.
-Se han arriesgado o perdido relaciones interpersonales significativas (familia, amigos), trabajo y oportunidades educativas o profesionales debido al juego.
-Se confía en que los demás proporcionen dinero que alivie la desesperada situación financiera causada por el juego.

Si Usted, algún familiar o amigo considera que concuerda con las características explicadas, es necesario solicitar ayuda especializada. CEDRO es una muy buena opción, una organización sin fines de lucro en donde muy buenos profesionales trabajan y se concentran en todo tipo de adicciones.

0 Comments:

Publicar un comentario

Links to this post:

Crear un vínculo

<< Home